"Epigrafista" es la persona aficionada o versada en epigrafía (y la epigrafía es la ciencia que estudia los textos escritos sobre materiales duros - piedra, metal).

La epigrafía nos pone en contacto con las ideas de nuestros antepasados sin intermediarios, sin manipulaciones. Los textos en papel, (que los estudia la paleografía), en cambio, de tanto copiarse suelen contaminarse con aportaciones de sus respectivos copistas.



Bienvenidos a mi mundo, al mundo de EL EPIGRAFISTA.

lunes, 21 de enero de 2013

AL CÉSAR, LO QUE ES DEL CÉSAR.








         Hace poco adquirí en una tienda de numismática de las que están en torno a la Plaza Mayor de Madrid una moneda romana que siempre me ha llamado mucho la atención. Las fotos que veis arriba, hechas por mí,  son del anverso y del reverso de esa moneda.

        La moneda es falsa: me lo advirtió con toda honradez la persona que me la vendió. Pero es una reproducción excelente del conocido denario de plata de Tiberio: me costó 18 euros, pero si fuera auténtica su precio estaría en torno a los 300 euros. La auténtica pesa unos 3,5 gramos de plata, y esta copia pesa sólo 2,8 gramos.


Esta moneda se conoce como el “denario del tributo”, (en el mundo es más conocida por su nombre en inglés, “Tribute Penny”) porque se supone que es la moneda a la que Jesucristo se refirió cuando, discutiendo con los fariseos sobre el pago de los tributos a Roma, dijo la célebre frase: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (el suceso lo refieren tres de los cuatro evangelistas: Mateo 22. 15-22,  Marcos 12. 15-17 y  Lucas 20. 20-26).

El pasaje bíblico, muy conocido, lo reproduzco a continuación en la la versión de San Mateo:
".... Entonces los Fariseos se fueron y celebraron consejo sobre la forma de sorprenderle en alguna palabra. Y le envían sus discípulos, junto con los herodianos a decirle “Maestro, sabemos que eres veraz y que enseñas el camino de Dios con franqueza y que no te importa por nadie, por que no miras la condición de las personas. Dinos, pues, qué te parece, ¿es lícito pagar el tributo al César o no?”. Jesús conociendo su malicia, dijo: “hipócritas,¿por qué me tentáis? Mostradme la moneda del tributo”. Ellos le presentaron un Denario. Y les dice: “¿de quién es esta imagen y la inscripción?” Le responden: “Del César”. Entonces les dice:  “Pues lo del César devolvédselo al César y lo de Dios, a Dios.”....."

¿Por qué somos muchos los que pensamos que la moneda que le mostraron los fariseos a Jesús fue precisamente una como la que he fotografiado?  Por lo siguiente: hoy en día sabemos que Herodes había muerto en el año 4 a.C., lo que quiere decir que Jesús no pudo nacer después de esa fecha. Como sabemos que Jesús murió a los 33 años, eso quiere decir que la fecha de su muerte no puede ser posterior al año 29 d.C. El suceso del denario debió ocurrir antes de su muerte, en algún momento entre los años 26 al 28 d.C., dado que según los Evangelios la vida pública de Jesús transcurrió durante los tres últimos años de su vida.
En esos años Roma estaba gobernada por el emperador Tiberio (emperador que gobernó el Imperio Romano desde al año 14 d.C. al 37 d.C.). Hacia el año 25 d.C. la moneda básica que circulaba a lo largo y ancho del Imperio (es decir, algo así como el "euro" de la época) era este denario, del cual además sabemos que se acuñó en la ceca  (fábrica de monedas)  de  Lugdunum (actual Lyon, Francia) entre el año 16 d.C. y el 37 d.C.. Por todo ello es muy probable que el denario que Jesús tuvo en sus manos en aquel suceso fuera uno como éste.

Aprovecho para deciros que el nombre denario (relacionado con el número diez, en latín decem) viene dado porque su valor inicialmente era el de 10 ases (el as era la moneda de más escaso valor, y mientras que el denario era de plata, el as era de bronce o de latón, y podríamos decir que era algo así como el céntimo del euro), aunque desde el año 217 a.C. el valor del denario se cambió, quedando fijado desde ese año en 16 ases. Del nombre de esta moneda, el "denario", deriva nuestra palabra española “dinero”.

Volviendo al denario de Tiberio: vamos a ver qué estaba escrito en él (ahora os pongo debajo una foto que he encontrado en internet que reproduce un original bien conservado):


Anverso: TI(berius) CAESAR DIVI AUG(usti) F(ilius) AUGUSTUS  (es decir: “Tiberio César Augusto, hijo del divino Augusto”). La figura es una cabeza del emperador mirando hacia la derecha y coronado con laurel.

Reverso: PONTIF(ex)  MAXIM(us)  (es decir: “Pontífice Máximo”). La figura es la imagen de su madre Livia, viuda del anterior emperador Octavio Augusto, sentada hacia la derecha en una silla curul, representada como la diosa de la Paz, con un cetro y una rama de olivo. 

(Por cierto, Livia era la madre biológica de Tiberio, cuyo padre biológico en cambio era un patricio romano llamado Tiberio Claudio Nerón -no confundir con futuros emperadores que llevaron luego alguno de estos nombres-; Octavio se enamoró locamente de Livia en el año 39 a.C., a pesar de que Livia estaba casada y ya era madre de Tiberio y estaba esperando un segundo hijo- el hermano de Tiberio, Druso-; pero Octavio obligó a su anterior marido a divorciarse de ella para contraer él mismo matrimonio con Livia: años después Octavio adoptó a Tiberio como hijo suyo y terminó aceptándolo como su sucesor).



No hay comentarios:

Publicar un comentario